× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Roy T. Bennett

Frases de Roy T. Bennett

Es el autor de The Light in the Heart. Le encanta compartir pensamientos positivos y ideas creativas.

97


Cumple tus promesas y sé consecuente. Sé el tipo de persona en la que otros puedan confiar



Nunca pierdas la esperanza. Las tormentas hacen a la gente más fuerte y nunca duran para siempre.



No gastes tu tiempo en el enojo, el arrepentimiento, las preocupaciones y los resentimientos. La vida es muy corta para ser infeliz.



La consistencia es la verdadera base de la confianza. O mantén tus promesas o no las cumplas



La vida es demasiado corta para perder el tiempo en gente que no te respeta, te aprecia y te valora.



Respeta los sentimientos de otras personas. Puede no significar nada para ti, pero podría significar todo para ellos.



Cree de todo corazón que estás destinado a vivir una vida de pasión, propósitos, magia y milagros



Cuando caminar se vuelva difícil, pon un pie frente al otro y sigue. No te rindas.



No pierdas tu tiempo con enojos, arrepentimientos, preocupaciones y rencores. La vida es muy corta para ser infeliz.



La esencia de la vida no consiste en la frondosidad de sus posesiones, sino en la riqueza de su corazón.



No le temas al fracaso, sino al miedo de no haberlo intentado.



El fracaso es una curva en el camino, no el final del camino. Aprende del fracaso y sigue moviéndote hacia adelante.



El que cae y se levanta es más fuerte que el que nunca lo ha intentado. No le temas al fracaso.



Los fracasos son la escalera que subimos para alcanzar el éxito.



Mientras más alimentes tu mente con pensamientos positivos, más podrás atraer grandes cosas a tu vida.



Hacer que tu luz interior brille más brillante es ser quien realmente eres.



Cuando haces lo correcto, obtienes la sensación de paz y serenidad. Hazlo una y otra vez.



La vida se vuelve más fácil y más bella cuando podemos ver lo bueno en otras personas.



Se necesitan agallas y humildad para admitir los errores. Admitir que estamos equivocados es coraje, no debilidad.



Sé sensato, sé agradecido, sé positivo, sé verdadero, sé amable.



Lo que te ayuda a perseverar es la resiliencia y el compromiso.



Enfócate en tus fortalezas, no en tus debilidades. Enfócate en tu carácter, no en tu reputación. Enfócate en tus bendiciones, no es tus infortunios.



Ser agradecido no significa que todo sea necesariamente bueno. Simplemente significa que puedes aceptarlo como un regalo.



No te dejes intimidar por los miedos en tu mente. Déjate llevar por los sueños en tu corazón.



Sé lo suficientemente valiente para vivir la vida de tus sueños de acuerdo con tu visión y tu propósito en lugar de la expectativas y las opiniones de los demás.



Sea agradecido por todo lo que sucede en su vida; todo es una experiencia.



No dejes que los recuerdos de tu pasado limiten el potencial de tu futuro. No hay límites que no puedas superar en tu viaje a través de la vida, excepto en tu mente.



Cuando te das cuenta de que mereces un futuro brillante, dejar atrás tu oscuro pasado es la mejor decisión que podrias tomar.



Nunca pierdas la esperanza. Las tormentas hacen fuerte a las personas y nunca duran para siempre.



Sé agradecido por lo que ya tienes mientras persigues tus objetivos. Si no estás agradecido por lo que ya tienes, ¿qué te hace pensar que serías feliz con más?



Que tu propio enriquecimiento te mantenga tan ocupado que no tengas tiempo para criticar a otros.



Todos somos diferentes, no juzgues, en vez de eso, comprende.



Un acto de bondad al azar, puede causar un gran impacto en la vida de alguien.



Sólo cuando das un paso fuera de tu zona de confort comienzas a crecer, madurar y prosperar.



Más risas, menos preocupación. Más compasión, menor juzgar. Más bediciones, menos estrés. Más amor, menos odio.



En lugar de preocuparte por aquello que no puedes cambiar, concéntrate en lo que puedes crear.



Se lo suficientemente valiente para vivir la vida con la que sueñas, en lugar de la que otros esperan que vivas.



Agradece todo lo que te sucede en la vida, son experiencias para aprender.



Mientras más pensamientos positivos usas para alimentar tu mente, más cosas buenas atraerás.



Busca siempre oportunidades para hacer que alguien sonría.



No dejes que los miedos en tu mente te presionen. Deja que sean los sueños en tu corazón los que te guíen.



La vida es más bella y sencilla cuando nos volvemos capaces de ver el bien en las otras personas.



El pasado es un lugar de referencia, no un lugar de permanencia.



Siempre recuerda a aquellas personas que te ayudaron en el camino.



Deja que la labor de mejorar te mantenga tan ocupado que no te quede tiempo para criticar a otros.



No dejes que los recuerdos de tu pasado limiten el potencial de tu futuro.



Debemos ser honestos con respecto a lo que queremos, en lugar de mentirnos a nosotros mismos para quedarnos en nuestra zona de confort. Sí puedes.



Rodéate de personas que crean que puedes realizar tus sueños.



La vida se trata de aceptar los retos del camino mientras disfrutas del viaje.



El éxito no se traduce en qué tan alto has llegado, sino qué tanto has hecho para cambiar la humanidad.



Las grandes cosas le suceden a aquellos que nunca dejan de aprender, intentar, creer y ser agradecidos.



La madurez es dejar de dar excusas y comenzar a crear el cambio.



Sé valiente y vive tu vida desde tu corazón, no necesitas permiso de nadie para ser feliz.



El valor es sentir miedo y aun así actuar porque sabes en el fondo que sí puedes.



Haz lo que sea correcto, no lo sencillo ni lo popular, y verás como siempre te irá bien.



Cuando algo malo suceda, mantén la calma, respira profundo unos instantes y enfoca tus pensamientos en el lado positivo.



Si tienes un verdadero propósito en la vida, no necesitas que nadie te presione; tu pasión te guiará.



Ser agradecido no significa que todo será siempre bueno. Solo significa que eres capaz de aceptar cada experiencia como un regalo.



Deja de compararte a ti mismo con las demás personas, elige ser feliz.



Sonríe más, sonreír puede hacerte feliz no solo a ti, sino a los demás.



Sé valiente y levántate para defender aquello en lo que crees.