× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Mehmet Murat ildan

Frases de Mehmet Murat ildan

Fue un escritor y dramaturgo turco en luenga turca.

0


Ningún búho tiene miedo de la noche, ninguna serpiente del pantano y ningún traidor de la traición.



Regula tu cariño hacia el infinito y tu odio hacia cero.



La sabiduría de la Luna es mayor que la sabiduría de la Tierra, porque la Luna ve el universo más cerca que la Tierra.



Si tienes un problema con la luna en el cielo y eres infeliz, cambia tú mismo, porque la luna no cambiara.



Para disciplinar tu cuerpo, necesitas una mente disciplinada.



La fuerza de tu mente determina la profundidad de tu desesperación. Mientras más débil es la mente, más profunda la desesperación.



Las flores son los Romeos y Julietas de la naturaleza.



¡Puedes ser capaz de guardar cientos de palabras, con solo una mirada!



La fuerza de voluntad es el atajo más corto al éxito.



Para una gran fuerza de voluntad, no existe camino largo.



El concepto del destino es un insulto abierto en contra de la fuerza de voluntad del hombre.



Si te sientes más fuerte y mejor cuando el clima está soleado, y más débil y peor cuando el clima está nublado, significa que tu fuerza de voluntad aún no es muy fuerte.



Las hormigas son criaturas exitosas; ellas son exitosas porque saben muy bien que la mente de equipo es superior a la mente del individuo.



¡Mantén la calma como un lago tranquilo, entonces te verás hermosa como un hermoso y pacifico lago!



¡Lo que sea que valores, se convierte en tu sol! ¡Si valoras una noche tranquila, tu propio sol se levantará con la puesta de sol en el horizonte!



¡Un cobarde temeroso de la luz es más cobarde que un cobarde temeroso de la oscuridad!.



El atardecer es simplemente la obertura de la noche.



El atardecer es una maravillosa oportunidad para apreciar todas las cosas grandiosas que el sol nos da.



El atardecer es tan maravilloso que incluso el sol se observa a sí mismo todos los días en los reflejos de los océanos infinitos.



El atardecer es el momento más espiritual, donde humanidad se encuentra con el espíritu extraordinario del universo.



El atardecer es un llamado cósmico que nos estimula a darnos un receso del ajetreo de la vida y percatarnos de la hermosura de la existencia.



Cuando el sol se esté poniendo, deja de hacer lo que sea que estés haciendo y míralo.



Nunca le des la espalda al atardecer porque le debes las gracias al sol por haber iluminado tu día.



El atardecer es un momento donde todas las emociones son experimentadas: melancolía, asombro, intoxicación, casuística, admiración, amor y tristeza.



Lo curioso con el atardecer es que en realidad no queremos que el sol se oculte, queremos que se quede justo sobre el horizonte, ni debajo ni encima de este.



El invierno es apagado; la primavera es loca; el verano es alegre y el otoño es sabio.



Bailar en las lagunas de otoño en la superficie de un lago es un sueño que vemos cuando estamos despiertos.



En otoño, no vayas a las joyerías a ver el oro; ve por los parques.