× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Louisa May Alcott

Frases de Louisa May Alcott

Fue una escritora estadounidense, reconocida por su famosa novela Mujercitas.

0


  • El verdadero talento y bondad no pasan mucho tiempo inadvertidos; aunque pasaran, el conocimiento de poseerlo y de usarlo bien, debe satisfacernos, la sencillez es el mejor encanto de todo poder.



  • No tengo miedo de las tormentas porque estoy aprendiendo a navegar mi barco.



  • Ningún chico sería mi amigo hasta que le hubiese ganado en una carrera. Y ninguna chica sería amiga mía si no trepaba a los árboles ni saltaba vallas.



  • ¡Enarbolad la bandera de la igualdad, mujeres! ¡Luchad por vuestros derechos y contad con mi leal colaboración!.



  • Una amiga fiel es una fuerte defensa; y quien la encontró, encontró un tesoro.



  • El amor es un gran embellecedor.



  • Se necesitan dos piedras para hacer fuego.



  • Las rosas silvestres son las más bellas, y la naturaleza un mejor jardinero que el arte.



  • A lo lejos, a la luz del sol, están mis más altas aspiraciones. Puede que no los alcance, pero puedo mirar hacia arriba y ver su belleza, creer en ellos e intentar seguirlos.



  • ¿La vanidad estropea al mejor genio? Y el gran encanto de todo poder es la modestia.



  • Es malo tirar tantos buenos regalos porque no puedes tener el que quieres.



  • Ayúdanos unos a otros, es parte de la religión de la hermandad.



  • Los libros siempre son una buena compañía si tienes el tipo correcto.



  • Arriba al amanecer, la frescura de rocío de la hora, el éxtasis matutino de los pájaros, el milagro diario del amanecer, puso su corazón en sintonía, y le dio el bálsamo más curativo de la naturaleza.



  • La mujer emergente será de mente fuerte, de corazón fuerte, de alma fuerte y de cuerpos fuertes, la fuerza y la belleza deben ir juntas.



  • La esperanza puede reforzar el amor y la fe hace posible la resignación.



  • Se necesitan dos pedernales para encender un fuego.



  • Hoy en día a la gente no le quedan fortunas de ese estilo; los hombres tienen que trabajar y las mujeres casarse por dinero. Es un mundo terriblemente injusto.