× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de José Martí

Frases de José Martí

Fue un escritor y político de origen cubano. Político republicano democrático, pensador, periodista, filósofo y poeta.

25


  • Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas.



  • Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.



  • El primer deber de un hombre es pensar por si mismo.



  • Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.



  • La verdad no se razona; se reconoce, se siente y se ama.



  • Hombre, pueblo, Nación, Estado, todo: todo está en los humildes bancos de la escuela.



  • trabajo es cantar todo lo bello, encender el entusiasmo por todo lo noble, admirar y hacer admirar todo lo grande.



  • La felicidad existe en la tierra, y se gana a través del ejercicio prudente de la razón, conocimiento de la armonía del Universo y practica constante de la generosidad.



  • Los bárbaros que todo lo confían a la fuerza y a la violencia, nada construyen, porque sus simientes son de odio.



  • Patria es humanidad, es aquella porción de la humanidad que vemos más cerca, y en que nos tocó nacer.



  • Otros hombres famosos, todos palabra y pocas obras, pronto se evaporan. La acción es la dignidad de la grandeza.



  • La riqueza exclusiva es injusta. Sea de muchos; no de los advenedizos, nuevas manos muertas, sino de los que honrada y laboriosamente la merezcan.



  • Al igual que el que da su vida a servir a una gran idea es admirable, el que se vale de una gran idea para servir a sus esperanzas personales de gloria y poder es abominable, aunque por ellas exponga la vida.



  • Un apetito insaciable de gloria lleva al sacrificio y la muerte, pero el instinto innato conduce a la auto-preservación y la vida.



  • La juventud es feliz porque es ciega: esta ceguedad es su grandeza: esta inexperiencia es su sublime confianza. ¡ cuán hermosa generación la de los jóvenes activos!.



  • La juventud debe ejercitar los derechos que ha de realizar y enseñar después.



  • Si hay algo que ennoblezca a la juventud, es el miramiento y el respeto a los ancianos.



  • La juventud es la edad del crecimiento y del desarrollo, de la actividad, y de la viveza, de la imaginación y el ímpetu.



  • La actividad es el símbolo de la juventud.



  • Esta juventud entusiasta es bella. Tiene razón, pero aunque estuviera equivocada, la amaríamos.



  • La libertad no puede ser fecunda para los pueblos que tienen la frente manchada de sangre.



  • La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía.



  • Los niños son la esperanza del mundo.



  • Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo.



  • Sin sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre.



  • La felicidad existe sobre la Tierra; y se la conquista con el ejercicio prudente de la razón, el conocimiento de la armonía del universo, y la práctica de la generosidad.



  • El encanto es producto de lo inesperado.



  • En tiempos de crisis, los pueblos del mundo deben apresurarse a conocerse.



  • Todo ser humano tiene en su interior un hombre ideal, al igual que cada pedazo de mármol contiene en un estado áspero una estatua tan hermosa como la que Praxiteles el griego hizó del dios Apolo.



  • El derecho del obrero no puede ser nunca el odio al capital; es la armonía, la conciliación, el acercamiento común de uno y del otro.



  • Los hombres se dividen en dos bandos: los que aman y fundan, los que odian y deshacen.



  • El lenguaje ha de ser matemático, geométrico, escultórico. La idea ha de encajar exactamente en la frase, tan exactamente que no pueda quitarse nada de la frase sin quitar eso mismo de la idea.



  • Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.



  • El trabajo más difícil y el más importante es el que hago en mí mismo.



  • Pueblo que se somete, perece.