× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Jim Rohn

Frases de Jim Rohn

Fue un empresario estadounidense, autor y orador motivacional.

189


  • O corres hacia el día o el día corre por ti.



  • Todos debemos sufrir una de dos cosas: el dolor de la disciplina o el dolor del arrepentimiento o desilusión.



  • No desees que fuese más sencillo, desea que fueses mejor



  • Las paredes que construimos a nuestro alrededor para mantener fuera la tristeza, también impiden que entre la alegría.



  • La felicidad no es algo que se pospone para el futuro; es algo que se diseña para el presente.



  • Todos debemos de sufrir de al menos dos cosas: el dolor de la disciplina, o el dolor del arrepentimiento o la decepción.



  • No desees que las cosas sean más fáciles, desea tú ser mejor.



  • El valor del tiempo es mucho mayor que el del dinero. El segundo se puede ganar y perder, pero el dinero solo puede perderse.



  • Cuida tu cuerpo. Es el único sitio en el que puedes vivir.



  • Cuida de tu cuerpo; es el único lugar que tienes para vivir



  • Tu vida no mejora por casualidad, mejora por el cambio.



  • Debes tomar responsabilidad personal. No puedes cambiar las circunstancias, las estaciones o el viento, pero puedes cambiarte a ti mismo. Es algo de lo que estas a cargo.



  • La educación formal te permitirá ganarte la vida, la autoeducación te dará una fortuna.



  • Aprende a ser feliz con lo que tienes mientras persigues lo que quieres.



  • Si no estas dispuesto a arriesgar lo inusual, tendrás que acostumbrarte a lo ordinario.



  • Nuestros sentimientos necesitan ser educados como nuestro intelecto. Es importante saber lo que sentimos, cómo respondemos y cómo dejar la vida entrar para experimentarla.



  • La sinceridad no es una prueba de la verdad. Es posible estar sinceramente equivocado. Podemos juzgar la verdad solamente por la verdad y la sinceridad por la sinceridad.



  • ¿Cuánto tiempo debo de intentarlo? Hasta que suceda.



  • O tú corres el día o el día te corre a ti.



  • Debes asumir la responsabilidad personal. No puedes cambiar las circunstancias, las estaciones o el viento pero puedes cambiarte a ti mismo.



  • Cualquier cosa que construimos terminan construyéndonos a nosotros.



  • La felicidad no es algo que se pospone, sino algo que se diseña para el presente.



  • Los pocos que hacen son la envidia de los muchos que solo ven.



  • Tu filosofía personal es el mayor factor determinante en cómo funciona tu vida.



  • Debes modificar tus sueños o magnificar tus habilidades.



  • La disciplina es el puente entre metas y logros.



  • Afirmación sin disciplina es el comienzo de la desilusión.



  • El dinero normalmente se atrae, no se persigue.



  • La educación formal te dará una vida; la autoeducación te dará una fortuna.



  • Si no te gustan las cosas, ¡cámbialas! No eres un árbol.



  • El éxito no se persigue; se atrae por la persona en la que te conviertes.



  • Parte de tu herencia en esta sociedad es la oportunidad de lograr la independencia financiera.



  • La madurez es la capacidad de aceptar sin disculpas y sin quejas cuando las cosas no van bien.



  • El éxito no es mágico ni misterioso. El éxito es la consecuencia natural de aplicar los fundamentos básicos.



  • Si alguien va cuesta abajo por el camino equivocado, no necesita motivación para apresurarle. Lo que necesita es educación para darle la vuelta.



  • Cada decepción, triunfo, duda, sueño y amor por alguien, han producido su efecto. Lo que somos y lo que tenemos lo hemos ocasionado lentamente nosotros mismos.



  • El desafío del liderazgo es ser fuerte, pero no rudo; amable, pero no débil; atrevido, pero no abusivo; considerado, pero no flojo; humilde, pero no tímido; orgulloso, pero no arrogante; tener buen humor, pero no ser tonto.



  • Todos debemos sufrir por una o dos cosas: el dolor de la disciplina o el dolor del arrepentimiento y la decepción.



  • Las paredes que construimos a nuestro alrededor para mantenernos lejos de la tristeza también dejan afuera la felicidad.



  • Para cada esfuerzo disciplinado hay una recompensa múltiple.