× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Impotencia

Frases de Impotencia. Encuentra docenas de Frases de Impotencia con fotos para copiar y compartir.

0

  • El miedo es el mayor causante de la rabia y la impotencia.



  • La fuerza de voluntad y un sueño son los verdaderos vencedores de la impotencia.



  • Piensa en lo complicado que es cambiar tu personalidad para entender lo complicado que es cambiar la de otra persona.



  • No te sientes impotente cuando te das cuenta de que esa derrota se acerca más a la victoria.



  • No permitas que la impotencia conviva contigo; conviértete en su verdugo.



  • La impotencia siempre acabará desapareciendo, bien porque te cansas de perseverar o bien porque al final das con la tecla y ganas.



  • La gente te hará sentirte impotente, porque esperan que vivas la vida que viven ellos. Para luchar contra esto, sigue los latidos de tu corazón y no dejes que nadie nuble tus deseos.



  • Si sientes impotencia, probablemente te hayas fijado los objetivos a grandes pasos; trata de hacerlos poco a poco y los problemas desaparecerán.



  • Déjate de excusas, deja de culpar a los demás y asume tus errores para seguir avanzando.



  • Cuando no consigues algo, sientes impotencia. Cuando lo logras, ésta se transforma en orgullo.



  • La impotencia, los fracasos y tus ganas de remontar son el reflejo de la vida que llevas ahora.



  • En ocasiones, nos sentimos impotentes porque creemos que no hemos hecho nada especial en la vida, cuando día tras día trabajamos en pequeñas cosas que nos guiarán hasta la grandeza.



  • La impotencia es fruto de los grandes sueños.



  • No hay nada mejor que un amigo para ayudarte a superar una impotencia.



  • La liga se gana partido a partido. Concéntrate y vencerás.



  • Hasta los más grandes se han visto frustrados por la impotencia.



  • El éxito se construye levantándote cada vez que te caes, superando el miedo y la impotencia.



  • Es mejor expresar la violencia del corazón mediante la vehemencia, que mediante una calma que tape la impotencia.



  • Prefiero sentirme impotente por luchar por algo complicado que estar orgulloso de no hacer nada.



  • Notas la impotencia porque esperas que un trabajo escueto dé sus frutos.



  • Cuando creas que la impotencia invade tu mente, recuerda por qué estás ahí y conseguirás sustituirla por la esperanza.



  • La clave está en el enfoque: tómate como un objetivo aquello que de momento no puedes alcanzar.



  • La sospecha es la combinación de la impotencia y la perversidad humana.



  • No te sientas hundido por intentarlo y fracasar, sino por no haberlo intentado.



  • La verdadera impotencia no reside en no lograrlo, sino en carecer de fuerzas para persistir y conseguirlo.



  • Si intentas conseguir algo pero no lo logras, puedes hacer dos cosas: intentarlo de otro modo, o cambiar aquello que quieres lograr.



  • Cómo molesta creer que todo es verdadero hasta que te das cuenta de que, en realidad, es una farsa.



  • Sentir impotencia emocional no es malo, es humano, y una parte necesaria en la vida para alcanzar el éxito.



  • La falta de motivación no es un argumento para rendirse.



  • Si no crees en ti mismo, serás amigo de la impotencia. Si insistes y tratas de superar los altibajos, serás amigo de tus logros.



  • Si disfrutas del día a día con los tuyos, no habrá emoción negativa que invada tu sensación de plenitud y bienestar.



  • Transforma el impedimento de la impotencia en valor y acciones para superar la dificultad que te bloquea.



  • Si lo hiciste en su momento, puedes hacerlo ahora. Hay que ver el lado positivo y canalizar la energía hacia el deseo y la superación.



  • Sentirse impotente y rendirse ante los obstáculos que se interponen en tu camino, es el mayor fracaso del hombre.



  • Si quieres triunfar, no olvides que pasarás por un sendero lleno de obstáculos e impotencia.



  • A menudo, la intolerancia se expresa a partir de la impotencia.



  • Solo hay dos soluciones para la impotencia: el trabajo duro o la resignación.



  • Doy gracias al otoño por enseñarme que, a pesar de que las hojas caen, el árbol sigue en pie.



  • La clave para ganar las batallas y, por ende, la guerra, es no dejarse atormentar por la sensación de impotencia.



  • De la frustración nacen sentimientos como la impotencia o el rencor.