× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Henry Wadsworth Longfellow

Frases de Henry Wadsworth Longfellow

Fue un poeta estadounidense.

1


  • Cuando un gran hombre muere, la luz que deja atrás ilumina el camino de otros hombres durante años.



  • Las tumbas se convierten en las huellas de los ángeles.



  • En el carácter, en la forma, en el estilo, en todas las cosas, la excelencia suprema es la sencillez.



  • En cada vida debe caer algo de lluvia



  • Lo mejor que uno puede hacer cuando está lloviendo es dejar que llueva



  • La música es el lenguaje universal de la humanidad



  • Una conversación en una mesa con un hombre sabio es mejor que diez años de mero estudio de libros.



  • Grande es el arte de comenzar, pero mayor es el arte de concluir.



  • Arte es poder.



  • El arte es duradero, y el tiempo es veloz.



  • Grande es el arte de inicio, pero mayor es el arte de poner fin.



  • ¡Quédate quieto, corazón triste! y deja de quejarte; detrás de las nubes está el sol todavía brillante; Tu destino es el destino común de todos; sobre toda vida debe caer alguna lluvia.



  • No hay duelo que no hable.



  • La melancolía es una tristeza, un deseo sin nada de dolor, parecido a la tristeza en la misma medida en que la neblina se parece a la lluvia.



  • Cuando la naturaleza deja un agujero en la mente de una persona, por lo habitual, la cubre con una gruesa capa de autoengaño.



  • El ocaso de una gran esperanza es como el ocaso del sol: con ella se extingue el esplendor de nuestra vida.



  • Suavemente llegó la noche con el atardecer.



  • La perseverancia es un gran elemento de éxito. Si tocas el tiempo suficiente y lo suficientemente alto a la puerta, seguro que levantarás a alguien.



  • Para la edad es una oportunidad nada menos que la propia juventud, aunque en otro vestido, y como el crepúsculo se desvanece la noche de distancia El cielo está lleno de estrellas, invisibles a día.



  • Juventud viene una vez en la vida.



  • El hombre es siempre más de lo que puede saber de sí mismo y, en consecuencia, sus logros, una y otra vez, vendrá como una sorpresa para él.



  • Alturas de los grandes hombres llegaron y se mantienen no se obtuvieron por la fuga repentina, pero, mientras sus compañeros dormían, se afanan hacia arriba en la noche.



  • Las vidas de grandes hombres nos recuerdan, podemos hacer nuestra vida sublime, y, partir, dejar detrás de nosotros, huellas en las arenas del tiempo.



  • Las almas nobles, a través del polvo y el calor, se levantan del desastre y derrotan a los más fuertes.



  • No cruces el puente hasta que llegues a él.



  • El amor mantiene el frío mejor que una capa.



  • La fama llega solo cuando es merecida, y luego es tan inevitable como el destino, porque es el destino.



  • El talento del éxito no es más que hacer lo que puedes hacer bien y hacer lo que hagas sin pensar en la fama. Si llega, vendrá porque es merecido, no porque sea buscado.



  • No hables de afecto desperdiciado; el afecto nunca fue en vano.



  • El amor por aprender, los rincones apartados y toda la dulce serenidad de los libros.



  • El entusiasmo engendra entusiasmo.



  • Era el Domingo de Pascua. Los árboles llenos de flores llenaron todo el aire de fragancia y alegría.



  • Mi alma está llena de añoranza por el secreto del mar. Y el corazón del gran océano envía un pulso emocionante a través de mí.



  • Todas las cosas deben cambiar a algo nuevo, a algo extraño.



  • Es una tontería fingir que uno está completamente recuperado de una pasión decepcionada. Tales heridas siempre dejan una cicatriz.



  • Pronto se repara una chaqueta rota, pero las palabras duras hieren el corazón de un niño.



  • Si pudiéramos leer la historia secreta de nuestros enemigos, encontraríamos en la vida de cada hombre el dolor y el sufrimiento suficiente para desarmar toda hostilidad.



  • Todo hombre tiene sus penas secretas que el mundo desconoce; y muchas veces llamamos frío a un hombre cuando solo está triste.



  • Es difícil saber en qué momento empieza el amor. Es menos difícil saber que ya ha empezado.



  • Todo hombre tiene sus tristezas secretas que el mundo desconoce y muchas veces decimos que un hombre es frío cuando sólo está triste.