× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Fernando Savater

Frases de Fernando Savater

Es un profesor de Filosofía y escritor español.

2


  • La ética no es más que el intento racional de averiguar cómo vivir mejor.



  • El amor sin ternura es puro afán de dominio y de autoafirmación hasta lo destructivo. La ternura sin amor es sensiblería blanda incapaz de crear nada.



  • Creemos que podemos pasar sin los demás, nos halaga sentirnos independientes.



  • El amor por algo o por alguien puede tener una contrapartida siempre alejada de la indiferencia: desamor u odio hacia quien no piensa igual o no corresponde a esos sentimientos.



  • La envidia es la raíz de los grandes males de la sociedad.



  • Si no somos corresponsables del pasado, tampoco tendremos derecho a reclamarnos legítimos propietarios del futuro.



  • La ética es la práctica de reflexionar sobre lo que vamos a hacer y los motivos por los que vamos a hacerlo.



  • A ese saber vivir, o arte de vivir, si prefieres, es a lo que llaman ética.



  • Mi sueño es el de Picasso; tener mucho dinero para vivir tranquilo como los pobres.



  • Hablando el lenguaje que hoy resulta más próximo e inteligible, la sociedad progresa cuando amplía y consolida las capacidades de la ciudadanía.



  • ...quiero decir que la educación es valiosa y válida, pero también que es un acto de coraje, un paso al frente de la valentía humana. Cobardes o recelosos, abstenerse.



  • Las leyes no están para esclavizar sino para encauzar la libertad.



  • La buena vida humana es buena vida entre seres humanos o de lo contrario puede que sea vida, pero no será ni buena ni humana.



  • El secreto de la felicidad es tener gustos sencillos y una mente compleja, el problema es que a menudo la mente es sencilla y los gustos son complejos.



  • El aburrimiento es la explicación principal de por qué la historia está tan llena de atrocidad.



  • Después de tantos años estudiando la ética, he llegado a la conclusión de que toda ella se resume en tres virtudes: coraje para vivir, generosidad para convivir, y prudencia para sobrevivir.



  • Sólo los que saben son libres.



  • Queremos la paz, pero la paz no puede ser nunca mera ausencia de violencia, sino que debe ser presencia y vigencia de la Constitución, sin coacciones, extorsiones ni amenazas.



  • Lo máximo que podemos obtener, sea de lo que sea, es la alegría.



  • La vida es complejidad y casi siempre complicaciones.



  • A diferencia de la vejez, que siempre está de más, lo característico de la juventud es que siempre está de moda.



  • La juventud es el suplemento vitamínico de la anémica rutina social.



  • Proteger al individuo contra sí mismo cuando este no lo solicita es un abuso tiránico.



  • Al arte de poner el placer al servicio de la alegría es decir, a la virtud que sabe no ir a caer del gusto en el disgusto, se le suele llamar desde tiempos antiguos templanza.



  • La templanza es amistad inteligente con lo que nos hace disfrutar.



  • Lo propio de los seres humanos, su mayor aspiración, quizá no sea la felicidad, sino conservar la alegría.



  • Si la naturaleza no nos hubiese hecho un poco frívolos, seríamos muy desdichados. Gracias a que somos frívolos la mayoría de la gente no se ahorca.



  • La política no es más que el conjunto de razones para obedecer y de las razones para sublevarse.



  • ¿Cuál es el peor tormento que conoce el ser humano? Sin duda, el aburrimiento.



  • Actuar es en esencia elegir y elegir consiste en conjugar adecuadamente conocimiento, imaginación y decisión en el campo de lo posible.



  • Los elementos del bienestar hoy no son un logro ni de la derecha ni de la izquierda, sino de la civilización.



  • Idiota: Del griego idiotés, utilizado para referirse a quien no se metía en política, preocupado tan sólo en lo suyo, incapaz de ofrecer nada a los demás.



  • Vivimos en una época en la cual el ocio es más cansado que el trabajo.



  • La cortesía abarca la ternura sin ñoñeces, el humor y un cierto saber estar en cada ambiente.



  • La moral persigue una vida mejor y la religión busca algo mejor que la vida. Son objetivos bastante diferentes.



  • Aunque parezca un contrasentido, el ocio es hoy un tiempo ligado íntimamente a la producción. Es el momento del gasto. Se trabaja con intensidad para acumulardinero que luego será gastado durante las vacaciones, la segunda residencia de recreo, las diversiones, el entretenimiento, etcétera.



  • En una sociedad de consumo, de ofertas, de tentaciones, la idea del saqueo puede transformarse en una gran fiesta.



  • La libertad no es una filosofía y ni siquiera es una idea: es un movimiento de la conciencia que nos lleva, en ciertos momentos, a pronunciar dos monosílabos: Sí o No.



  • En el mundo hay personas buenas que hacen cosas buenas y personas malas que hacen cosas malas. Para que las personas buenas hagan cosas malas, hacen falta las religiones.



  • No podemos utilizar el ataque, la crítica, incluso la sátira contra una idea, para provocar algo que humille u ofenda a los demás. Ahora, si se trata de ideas, hay que saber pararse frente aquellas que son peligrosas.