× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases Facundo Cabral

Frases Facundo Cabral

Fue un cantautor, poeta, escritor y filósofo argentino.

58


  • Me gusta andar pero no sigo el camino, pues lo seguro ya no tiene misterio.



  • Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?



  • Mira si será malo el trabajo, que deben pagarte para que lo hagas.



  • Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.



  • El olvido es una gentileza de Dios.



  • En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad.



  • No estás deprimido, estás distraído.



  • Dios te respetará si eres trabajador, pero si eres juglar, te amará.



  • Cuando culpamos a otra persona, estamos siendo irresponsables de nuestros actos.



  • La vida consiste en disfrutar de cada instante.



  • Tu mejor activo es el tiempo. Cada segundo perdido, es vida perdida, y nuestro paso por el mundo es tan breve, que no me hago a la idea de no aprovechar cada momento.



  • Mi corazón ama más de lo que creo, mi mente no tiene fronteras.



  • Si quieres, puedes ser libre hoy, porque el poder se encuentra aquí y ahora, en cada instante de tu vida.



  • Aprende a amar hasta por fin ser amado, hasta ser la personificación más pura del amor.



  • Aceptar la vida como es y dejar que las cosas ocurran naturalmente, es la mejor manera de superar la ansiedad.



  • Si te tomas como una escuela tu trayecto desde el nacimiento hasta la muerte, te darás cuenta de que los errores son, en realidad, lecciones.



  • No estás solo, tú también eres sal de la tierra.



  • Dentro de ti están tanto el bien como el mal. Conviene que fortalezcas el bien para que salga victorioso en los momentos de enfrentamiento e introspección. Recuerda que cada problema es una oportunidad para aprender.



  • Nunca te pongas la barrera del "no puedo", porque cuando necesites superarte, habrás acostumbrado a tu subconsciente a esa mentalidad.



  • Ninguno de los instantes que has vivido ha sido en vano. Presta atención al presente para no desviarte de lo importante, que el pasado no vuelva a distraerte.



  • Si aprendes a perdonar, dejarás de ser cómplice de lo que te atormenta.



  • Deja de quejarte y goza del presente. Si te sirve de consuelo, ya has ganado con ese pantalón y esa sudadera que llevas puesto, pues cuando viniste al mundo estabas desnudo.



  • Para liberarte de la ira y el rencor debes perdonar. El perdón es lo más grande que existe porque te habrás deshecho de las cadenas de tus enemigos, el sentimiento de odio, el resentimiento y el miedo. Tu cabeza te lo agradecerá.



  • Perdona a quien te ha hecho daño, esas personas no son culpables de su educación. Cuando lo hagas, y cuides del pasado, te quitarás un peso de encima.



  • Deja en el pasado el temor al fracaso y empieza a vivir el aquí y ahora.



  • Si alcanzas la tranquilidad serás más feliz, tendrás mejor salud, amarás y perdonarás. Es una vida llena de plenitud.



  • Si haces lo que amas, Dios te bendecirá con la felicidad, el éxito y el amor. Ocurrirá cuando tenga que ocurrir y será natural, así que sigue tu instinto.



  • La vida es tan corta que no vale la pena sufrir. Existen miles de planes para disfrutar en un tiempo tan reducido entre la cuna y la tumba... Goza las cuatro estaciones, los 365 días del año.



  • La felicidad se puede obtener. ¿Cuándo? ¿Cuando tú lo decidas.



  • Escapa de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena.



  • Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan la vida.



  • El que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada.



  • Nos envejece más la cobardía que el tiempo, los años solo arrugan la piel, pero el miedo arruga el alma.



  • Cuando un pueblo trabaja Dios lo respeta. Pero cuando un pueblo canta, Dios lo ama.



  • De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.



  • Siempre, con lo que tengas, se puede, se debe empezar de nuevo. Tenemos el deber de ser felices.