Frases de Enfermeria

Frases de Enfermeria

Frases de Enfermeria. Encuentra docenas de Frases de Enfermeria con fotos para copiar y compartir.

77

  • Si salvas una vida eres un héroe, si salvas 100 eres una enfermera.



  • Dicen que algunos nacen para sanadores. Unos pocos selectos.



  • La enfermera se ha convertido en una de las grandes bendiciones de la humanidad, teniendo un lugar junto al médico y el sacerdote.



  • El pánico no tiene importancia en el entrenamiento de una enfermera.



  • Es la enfermera que el niño oye por primera vez, y sus palabras las que primero intentará imitar.



  • Como obtienes más alegría al dar alegría a los demás, deberías prestar más atención a la felicidad que eres capaz de dar.



  • Puede que olviden tu nombre, pero jamás olvidarán cómo les hiciste sentir.



  • Hacer lo que nadie más hará, un camino que nadie más puede tomar, a pesar de todo seguimos adelante, eso es la enfermería.



  • Curarse uno mismo está conectado a la curación de otros.



  • Siempre dale las gracias a tu enfermera. Algunas veces es lo único que te separa de un coche fúnebre.



  • Si quieres que otras personas también sean felices, practica la compasión. Si tú quieres ser feliz, practica la compasión.



  • Sólo rodeándote de gente inteligente y motivadora aprenderás y crecerás, como profesional y como persona.



  • Cuando eres una enfermera sabes que cada día cambiarás una vida o una vida cambiará la tuya.



  • Cuidar de uno es amor, cuidar de cientos es enfermería.



  • Ellos tal vez olviden tu nombre, pero nunca olvidarán cómo les hiciste sentir.



  • Sólo soy una enfermera... que hace la diferencia entre morir en agonía o morir con dignidad y confort.



  • Una enfermera siempre nos dará esperanza; es un ángel con estetoscopio.



  • Las enfermeras son una de las pocas bendiciones de estar enfermo.



  • De no existir los doctores, la enfermería sería un trabajo soñado.



  • Si el amor lo puede curar, las enfermeras lo harán.



  • Las enfermeras son el corazón del servicio sanitario.



  • Las primeras palabras que un bebé escucha y las cuales se ve tentado a imitar, son las de una enfermera.



  • Las enfermeras son ángeles con zapatos cómodos.



  • La enfermería es como una manía, una fiebre en la sangre, una enfermedad incurable que una vez contraída no se puede curar. Si no fuera así, no habría enfermeros.



  • Para ser una enfermera se necesita inteligencia y disciplina para adquirir conocimientos y ser capaz de ejercer el pensamiento crítico.



  • No era así de fuerte cuando comencé. La enfermería me hizo fuerte.



  • Algunos piensan que los médicos y las enfermeras son capaces de poner un huevo revuelto de nuevo en su cascara.



  • Las enfermeras son la hospitalidad del hospital.



  • Cuando era enfermera, no ganaba mucho dinero; pero aun así, era muy feliz.



  • Las enfermeras no son ángeles, pero son maravillosas.



  • La empatía es la esencia de una enfermera.



  • Nuestro trabajo es amortiguar la tristeza y celebrar el deber cada día, mientras solo hacemos nuestro trabajo.



  • No hay lugar para el pánico en el entrenamiento de una enfermera.



  • Una enfermera es la compasión en bata.



  • El carácter de una enfermera es tan importante como sus conocimientos.



  • Las enfermeras no necesitan recetas para brindar comodidad, compasión y cuidado.



  • Las enfermeras son ángeles de suma importancia para la comunidad, todo por el bienestar de los pacientes es el alma de una enfermera.



  • Ser una enfermera es hacer lo que nadie mas quiere hacer, de una manera que nadie más lo puede hacer y en cualquier circunstancia.



  • Es imposible elogiar demasiado a una enfermera.



  • La atención constante de una buena enfermera es tan importante como la mejor operación de un cirujano.



  • Algunos enfermos son personajes importantes y otros no; pero, para una enfermera, el más importante es el más enfermo.



  • Hubo un tiempo en el que cada rol que me ofrecían era extremadamente noble, como el de un juez o el de una enfermera.



  • Podemos forzarnos para enfrentarnos al peligro, pero nunca el miedo, y mientras nuestros soldados están en pie para luchar, yo como enfermera los alimentaré y cuidaré de ellos.



  • Hacer la diferencia es la razón por la cual la enfermería es maravillosa y es más importante que cualquier elección, fortuna o seguridad.


?>