Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Edward Bulwer-Lytton

Frases de Edward Bulwer-Lytton

Fue un poeta, novelista, dramaturgo, político y periodista británico.

0


  • Una reforma es una corrección de abusos, una revolución es una transferencia de poder.



  • La paciencia no es pasiva; por el contrario, es activa; es fuerza concentrada.



  • El entusiasmo es el genio de la sinceridad, y la verdad no consigue victorias sin el.



  • La puntualidad es la virtud severa de los hombres de negocios y la graciosa cortesía de los príncipes.



  • El entusiasmo es el genio de la sinceridad, y la victoria no logra victorias sin él.



  • Un amigo que está contigo en presión es más valioso que cien que te acompañan con placer.



  • El verdadero espíritu de la conversación consiste en la construcción en la observación de otro hombre, no volcarla.



  • No hay tal cosa como la suerte. Es un nombre de fantasía para estar siempre a nuestro deber, y tan seguro de estar listo cuando llegue a tiempo.



  • El azar le sucede a todos, pero convertir el azar en cuenta es un regalo de pocos.



  • Feliz el hombre que nunca ha sabido lo que es probar la fama: tenerla es un purgatorio, desearla es un infierno.



  • El trabajo es el purgatorio de los descarriados.



  • Nada es tan contagioso como el entusiasmo; mueve piedras, encanta a las bestias. El entusiasmo es el genio de la sinceridad, y la verdad no logra victorias sin él.



  • La desesperación hace que las víctimas a veces sean vencedoras.



  • Un buen corazón es mejor que todas las cabezas del mundo.



  • Si una buena cara es una carta de recomendación, un buen corazón es una carta de crédito.



  • Un necio se halaga a sí mismo, un hombre sabio halaga al necio.



  • Cuando una persona está en el mundo, una onza de ayuda es mejor que una libra de predicación.



  • En la vida, como en el arte, lo bello se mueve en curvas.



  • La ira ventilada a menudo se apresura hacia el perdón; y si se oculta a menudo se endurece en venganza.



  • El deseo de excelencia es el atributo necesario de quienes sobresalen. Trabajamos poco para algo a menos que lo deseamos.



  • Dichoso el que no ha conocido nunca el sabor de la fama; el tenerla es un purgatorio; perderla, un infierno.