× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Cesare Pavese

Frases de Cesare Pavese

Fue un escritor italiano del siglo XX.

0


La riqueza de la vida permanece en los recuerdos que hemos olvidado.



No recordamos días, recordamos momentos.



¡La fuerza de la indiferencia! Es la que permitió a las piedras perdurar inmutables durante millones de años.



La única alegría del mundo es comenzar.



Todo el problema de la vida, entonces, es este: cómo salir de la propia soledad, cómo comunicarnos con los demás.



Los últimos años de vida representan el final de una fiesta de disfraces; las máscaras siempre se dejan caer.



Un hombre nunca está completamente solo en este mundo. En el peor de los casos, tiene la compañía de un niño, un joven, y poco a un hombre adulto - la que solía ser.



Uno no se mata por el amor de una mujer. Uno se mata porque un amor, cualquier amor, nos revela nuestra desnudez, nuestra miseria, nuestro desamparo, la nada.



Cuando somos jóvenes lamentamos no tener una mujer, cuando nos hacemos viejos lamentamos no tener a la mujer.



Hasta sacrificarse o renunciar es un problema de astucia.



Veamos si incluso de esto se puede sacar una lección de técnica.



Serás amado el día en que podrás mostrar tu debilidad sin que el otro se sirva de esto para afirmar su fuerza.



Todo poeta se ha angustiado, se ha asombrado y ha gozado.



Los suicidas son homicidas tímidos.



No se recuerdan los días, se recuerdan los momentos.



La sorpresa es el móvil de cada descubrimiento.



¡A quien no se salva por sí sólo, nadie lo puede salvar!



No hay venganza más bella que aquella que infligen los otros a tu enemigo. Tiene hasta la virtud de dejarte la parte del generoso.



Ninguna mujer contrae matrimonio por interés: todas tienen la astucia, antes de casarse con un millonario, de enamorarse de él.



En la inquietud y en el esfuerzo de escribir, lo que sostiene es la certeza de que en la página queda algo de no dicho.



El amor es la religión a mejor precio.



El arte de vivir es el arte de saber creer en las mentiras.