Frases de Albert Einstein

Frases de Albert Einstein

Albert Einstein fue un físico alemán de origen judío, nacionalizado después suizo, austriaco y estadounidense. Se lo considera el científico más importante, conocido y popular del siglo XX.

0


La teoría es asesinada tarde o temprano por la experiencia.



Estoy convencido de que Dios no juega a los dados.



El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.



Tienes que aprender las reglas del juego y después jugar mejor que nadie



Si al principio la idea no es absurda, entonces no hay esperanza para ella.



Realmente no entiendes algo a menos que puedas explicárselo a tu abuela.



El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad.



Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiese que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.



Las personas débiles se vengan, las fuertes perdonan, las inteligentes ignoran.



Todo lo que es grande e inspirador es creado por el individuo que puede trabajar en libertad.



El odio habita solo en los necios.



Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.



Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.



No guardes nunca en la cabeza aquello que te quepa en un bolsillo.



Solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida