Skip to main content

El dolor cuenta las horas; el placer las