× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases sobre la Vulgaridad

Frases sobre la Vulgaridad. Encuentra docenas de Frases sobre la Vulgaridad con fotos para copiar y compartir.

0

  • La moda comienza y termina siempre por las dos cosas que más aborrece: la singularidad y la vulgaridad.



  • La diferencia entre lo sutil y lo vulgar no está más que en tu ignorancia.



  • La oratoria política es el arte de decir vulgaridades con corrección y propiedad.



  • ¿Qué es el pueblo sino un confuso rebaño, una turbamulta heterogénea, que exalta las cosas más vulgares?


  • Te pueden interesar también



  • El hombre superior piensa siempre en la virtud; el hombre vulgar piensa en la comodidad.



  • La educación liberal es la liberación de la vulgaridad.



  • La vulgaridad es el octavo pecado... y aún peor que todos los demás juntos, pues pone en peligro tu salvación en este mundo.



  • Los espíritus vulgares carecen de destino.



  • La ira es una pasiónvulgar dirigida hacia vulgares fines, y que siempre se hunde hasta el nivel de su bajo objeto.



  • La vulgaridad es una inepta concepción del arte de vivir.



  • Los hombres vulgares sólo piensan en cómo pasar el tiempo. Un hombre inteligente procura aprovecharlo.



  • La vulgaridad, matando la imaginación, produce súbitamente para mí el tedio mortal.



  • El periodismo moderno justifica su existencia por el gran principio darwiniano de la supervivencia del más vulgar.



  • No puedo creer que Dios nos haya puesto en este mundo para ser ordinarios.



  • Nada delata tanto al vulgar como su temor a ser decepcionado.



  • No se debe zaherir lo vulgar, pues eternamente perdura inmutable.



  • Que la gente vulgar exprese sus ideas con claridad está lejos de ser cierto, y cuando lo hace no se debe a su facilidad de expresión, sino a la superficialidad de sus ideas.



  • La vulgaridad de muchas naturalezas se manifiesta como agua corrompida cuando una gran reliquia pasa cerca.


  • Te pueden interesar también



  • Los alemanes no tienen ni idea de lo vulgares que son.



  • Los amoresvulgares necesitan el miedo para alimentarse, para no decaer.



  • Un diario vive del número; si se aparta de lo vulgar está perdido.



  • El lujo es vulgaridad.



  • La facilidad es ramo de la vulgaridad.



  • Transijamos en todo, excepto con la ordinariez, duquesa.



  • El amor a la moda es el instinto de perfección en los espíritus vulgares.



  • Los políticos son gente semifracasada en sus particulares negocios y profesiones, hombres de mentalidadmediocre, dudosa moral y portentosa vulgaridad.



  • Las expresiones proverbiales y los refranes trillados son flores de una retórica vulgar. El hombre elegante no recurre nunca ni a refranes ni a aforismos demasiado corrientes.



  • A mi modo de ver, nada hay tan incivil ni tan de baja estofa como una carcajada estentórea.



  • Las personas vulgares se ríen a menudo y no sonríen nunca; mientras que las bien educadas se sonríen con frecuencia, y raras veces se ríen.



  • Una cosa no es vulgar por el mero hecho de ser corriente.



  • El miedo a crearse enemigos obliga a veces a algún hombre original a no salir de la vulgaridad.



  • La vulgaridad sólo se encuentra en el ocultamiento de la verdad o en la afectación.



  • Cuanto más alto está un hombre tanto más ininteligible le resulta la palabra «vulgar ».



  • Lo característico del momento es que el almavulgar, sabiéndose vulgar, tiene el denuedo de afirmar el derecho de la vulgaridad y lo impone dondequiera.



  • Fealdad urbana, llevado por el espíritumoderno de redimir la vulgaridad, aquel conjunto de ruinas y trastos por medio del arte y la poesía, por el poder superior.



  • Detesto la vulgaridad del realismo en la literatura. Al que es capaz de llamarle pala a una pala, deberían obligarle a usar una. Es lo único para lo que sirve.



  • El hombre, condenado eternamente á la grosería y al egoísmo por su propia naturaleza, puede dar muy poco de sí en una materia tan delicada como es la poesía.



  • El sexo masculino es así. Por más que se pretenda afinarle, conserva siempre un fondo originario de grosería y de inconsciencia.