× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Ramón Gómez de la Serna

Frases de Ramón Gómez de la Serna

Fue un prolífico escritor y periodista vanguardista español.

0


El café tiene el don de docilizar al indócil, de volver comprensivo al incomprensivo.



Aburrirse es besar a la muerte.



Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria y se acordó de todo.



Un consomé de hotel es un agua que se toma por superstición, como las beatas el agua bendita. Es tal vez, agua bendita caliente.



Como daba besos lentos, duraban más sus amores.



El beso es hambre de inmortalidad.



El crepúsculo es el aperitivo de la noche.



Cuando el segundo reloj del trayecto marca la misma hora que el reloj que vimos antes, nos hemos ahorrado el trayecto.



En realidad, los seguros de vida son seguros de muerte.



Amor es despertar a una mujer y que no se indigne.



El lunar es el punto final del poema de la belleza.



Entre los carriles de las vías del tren, crecen flores suicidas.



Si te conoces demasiado a ti mismo, dejarás de saludarte.



La ópera es la verdad de la mentira;el cine es la mentira de la verdad.



El epitafio es la última tarjeta de visita que se hace el hombre.



Las espigas hacen cosquillas al viento.



En el río pasan ahogados todos los espejos del pasado.



Al leer los periódicos en el hall de los hoteles sospechamos que alguien les ha robado la noticia más interesante.



Cuando una mujer te plancha la solapa con la mano ya estás perdido.



Las ranas se tiran al estanque como si se echasen al correo.



El caracol siempre está subiendo su propia escalera.



El caracol debía tocar el trombón que lleva a cuestas.



El mejor destino que hay es el de supervisor de nubes, acostado en una hamaca mirando al cielo.



El tango está lleno de despedidas.



El libro es un pájaro con más de cien alas para volar.



La mariposa posándose en todas las flores es la mecanógrafa del jardín.



Al pasar un barco entre dos casas, parece un barco de teatro entre bastidor y bastidor.



Un cementerio es una gran botica fracasada.