× Amor Amistad Cumpleaños Família Tristeza Motivación Reflexión Buenos Días Religión Otros temas Autores

Frases de Gustavo Adolfo Bécquer

Frases de Gustavo Adolfo Bécquer

Fue un poeta y narrador español, perteneciente al movimiento del Romanticismo.

0


  • En el majestuoso conjunto de la creación, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espíritu y dé vuelo a mi fantasía como la luz apacible y desmayada de la luna.



  • Por una mirada, un mundo; por una sonrisa un cielo; por un beso, yo no se que te diera por un beso.



  • ¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas? Poesía… eres tú.



  • La soledad es el imperio de la conciencia.



  • En donde esté una piedra solitaria sin inscripción alguna, donde habite el olvido, allí estará mi tumba.



  • ¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor?... pues amémonos hoy mucho, y mañana ¡digámonos adiós!



  • Mientras las ondas de la luz al beso palpiten encendidas; Mientras el sol las desgarradas nubes de fuego y oro vista; Mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías. Mientras haya en el mundo primavera, ¡Habrá poesía!



  • ¡Qué hermoso es ver el día coronado de fuego levantarse, y a su beso de lumbre brillar las olas y encenderse el aire!



  • Podrá nublarse el sol eternamente. Podrá secarse en un instante el mar. Podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón, pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.



  • Mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía!



  • Mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía!



  • Amor eterno Podrá nublarse el sol eternamente; Podrá secarse en un instante el mar; Podrá romperse el eje de la tierra Como un débil cristal. ¡todo sucederá! Podrá la muerte Cubrirme con su fúnebre crespón; Pero jamás en mí podrá apagarse La llama de tu amor.



  • El amor es un caos de luz y de tinieblas; la mujer, una amalgama de perjurios y ternura; el hombre, un abismo de grandeza y pequeñez; la vida, en fin, puede compararse a una larga cadena con eslabones de hierro y de oro.



  • El espectáculo de lo bello, en cualquier forma que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones.



  • Mi cerebro es el caos, mis ojos la destrucción, mi esencia la nada.



  • El mundo es un absurdo animado que rueda en el vacio para asombro de sus habitantes.



  • El sentido común, que es la barrera de los sueños.